El primer dron mensajero ya está operativo en Australia

¿Sabíais que el primer servicio de dron mensajero del mundo ya está operativo en Australia? Lo que parecía una utopía o una película de ciencia ficción hace bien poco se ha convertido en una realidad. El ​dron de reparto​ ya está aquí.

En Australia, y más concreto en su capital, Canberra, se pueden ver a día de hoy drones entregando paquetes a domicilio, por lo que podemos decir que es el primer país del planeta en regular este servicio de drones gracias a ​Project Wing​, el proyecto de la filial de Google (Wing), dentro del poderoso Grupo Alphabet.

 

Restricciones para el dron mensajero

Después de 18 meses de pruebas y más de 3000 vuelos exitosos, por fin la aviación australiana ha dado luz verde a Wing para comenzar el servicio de entrega a domicilio con drones, aunque tienen que cumplir una serie de limitaciones. Quizá la más importante es la del horario, ya que el ​dron mensajero solo podrá operar desde las 7 de la mañana hasta las 8 de la tarde de lunes a viernes y desde las 8 de la mañana a las 8 de la tarde los sábados.

Por otro lado, este tipo de dron mensajero solo podrá volar en ciertos barrios de Canberra y también los productos están limitados a ​comidas, bebidas y medicamentos de comercios locales.

Otra de las restricciones importantes que tendrán que cumplirse es que el vuelo de drones estará ​prohibido en las calles principales ​de la ciudad y en ningún caso podrán acercarse a las personas.

Aspectos como el peso de los drones y el ruido que emiten han sido algunos de los elementos esenciales que se han estudiado a la hora de enumerar las restricciones que deberá cumplir Wing en Australia.

Funcionamiento del servicio de entrega con drones

Como era de esperar, los usuarios podrán pedir los productos que están disponibles a través de una aplicación en su teléfono móvil. El cliente recibirá información relativa a la seguridad en el uso de drones para entrega de paquetes y sabrá en todo momento la ubicación del envío.

La entrega del paquete por parte del dron se llevará a cabo normalmente en el jardín de la vivienda. Este procedimiento de ​reparto de comida con drones será el habitual para evitar que el dron deposite el paquete en la puerta de la casa del usuario.

De esta manera no habrá interacción entre el cliente y el dron mensajero en ningún momento.

Wing venció a Amazon

Una vez consumado el éxito de Wing en Australia, sin duda el gran damnificado ha sido el gigante Amazon, que llevaba mucho tiempo desarrollando su propio proyecto de reparto con drones.

Amazon se comprometía a entregar el paquete en un tiempo máximo de 30 minutos, algo que no promete la compañía Wing, ya que confirma al cliente que su envío llegará en “unos cuantos minutos”. Sin embargo, Amazon no ha tenido la suerte de su competidor a la hora de operar comercialmente con drones en Australia, quizá lo consiga en otros países.

Wing también ha recibido el permiso de EE.UU para hacer pruebas de entrega con drones en el estado de Virginia a finales de 2019. Otras empresas que también han comenzado a operar recientemente con drones han sido UPS y Matternet, entre otras.

Como vemos, los drones poco a poco empiezan a despegar en el negocio de entrega a domicilio y esto no ha hecho más que empezar. Si deseas emprender una carrera de futuro en este sector, ​contacta con nosotros para formación, asesoría aeronáutica o en nuestra plataforma de empleo.

¡Feliz vuelo Droneslanders!

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *