El dron tecnifica y relanza la agricultura 4.0

Las explotaciones sensorizadas, vigiladas y estudiadas telemétricamente garantizan cultivos en las mejores condiciones.

Las aeronaves no tripuladas han demostrado ser rápidas, sencillas y eficaces. Estos innovadores instrumentos que han revolucionado los cultivos, potencian la agricultura 4.0 al aportar una herramienta de múltiples utilidades en el sector.

Hoy en día la aplicación de productos fitosanitarios dispone de una legislación nacional y comunitaria sobre el uso sostenible de éstos productos, y de la misma forma, el uso de drones se encuentra regulado por la normativa sobre seguridad aérea regulada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea. No es difícil intuir que muy pronto se convertirá en un elemento clave para la realización de estas tareas, asegura María Teresa Martínez, empresaria dedicada a la aplicación de productos agrícolas con drones.

En la actualidad existe una Normativa Sobre Inspección de Equipos de Aplicación de Productos Fitosanitarios regulado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, así como una Normativa de Uso de Productos Fitosanitarios.

Las estadísticas y comparativas entre las técnicas empleadas por la agricultura clásica y la agricultura 4.0 demostrarán en un futuro que el uso de los drones salva vidas.

Reducen el tiempo de exposición del personal a los productos químicos empleados en las tareas de cultivo, pues el tiempo necesario para trabajar una hectárea es tan solo de diez o doce minutos.

Con esta técnica se proporcionan tratamientos más homogéneos, precisos y eficaces al aplicar nanogotas de entre 70 y 120 micras, gracias a las turbulencias generadas por las palas del dron, explica Irene García, CEO & Co Founder de The Drones Land.

La industria 4.0, en general, no es más que el aprovechamiento y aplicación tanto de las nuevas tecnologías como de los procesos de automatización, con el fin de optimizar todos los ciclos dentro de la producción y la comercialización.

Agricultura 4.0, la revolución del campo - The Drones Land

La revolución de la agricultura

A través de la sensorización y de actuaciones inteligentes se consigue información clave en tiempo real para ajustar tratamientos ad hoc a cada plantación.

De este modo, se puede garantizar el proceso completo desde el pedido del mayorista hasta la entrega del producto al consumidor final. La agricultura se dirige hacia un nuevo nivel de organización y control.

El proceso para conseguir que el dron trabaje adecuadamente en el campo ha sido la consecuencia de infinidad de pruebas ensayo-error, para  aunar seguridad y eficiencia. Esto conlleva pruebas de velocidad, de flujo y altura de dron, entre otras. Es decir, la conjunción de varios parámetros que pueden cambiar con cada tipo de cultivo y con la meteorología del día.

“Muchos usuarios se saltan la normativa por desconocimiento, pero para volar drones de forma legal es necesario estar habilitado por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA)”, asegura Santos Ramos, asesor aeronáutico

Hoy día, la actividad más destacada con aeronaves no tripuladas es la aplicación de productos y la telemetría. Para esta labor, se utilizan drones específicos, de mayor tamaño y capacidad que los considerados comunes.

Los increíbles resultados obtenidos tras las demostraciones hacen pasar a los agricultores de una fase de incredulidad atada a la tradición, a la aceptación total de la realidad. Poco a poco, existen más explotaciones evolucionadas gracias al uso de los medios tecnológicos.

La inspección de los equipos de aplicación de productos fitosanitarios está regulada por el Real Decreto 1712 del 2011 establecido por el Ministerio de Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA).

Sin embargo, los productos de aplicación por medios aéreos quedan regulados en el reglamento 1107 del 2009. “Muchos usuarios se saltan la normativa por desconocimiento, pero para volar drones de forma legal es necesario estar habilitado por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea”, asegura Santos Ramos, asesor aeronáutico.

Dron utilizado para el control y seguridad de cultivos - The Drones Land

Drones en la agricultura 4.0, un sinfín de aplicaciones

Entre los cometidos a realizar mediante aeronaves, se encuentran la teledetección, toma de imágenes, estado de los cultivos, conteo, estudios orográficos y fumigación.

La oferta formativa para el manejo y pilotaje de drones crece de manera exponencial, puesto que se intuye habrá una gran demanda dentro del sector.

Esto hará necesaria la profesionalización del mismo a través de títulos acreditativos; actualmente se pueden obtener los de piloto de drones profesional y piloto aplicador agroforestal, imprescindibles para desempeñar con garantías los trabajos implícitos de la actividad.

Para ello, las empresas The Drones Land y Dronfit crean sinergias que garantizan la calidad de estas acciones formativas, aprovechando su experiencia, conocimientos y profesionalidad.

Este curso acredita que el alumno ha aprobado todas las materias del mismo y estamos en trámites de poder emitir una titulación oficial”, sostiene Irene García

El nacimiento de la idea surgió espontáneamente de Irene García tras la aparición en un medio digital de María Teresa Martínez -primera mujer aplicadora agroforestal con drones en España-, en el que ésta hablaba de su empresa y del trabajo que realizado en la misma.

Tras ese primer contacto, todo fue ‘sobre ruedas’, ambas se dieron cuenta de la viabilidad del proyecto dada la escasez de ofertas similares. “Cuando comenzamos a verbalizar la idea, rápidamente nos dimos cuenta de la importancia de la misma”, recalca Jesús Madrigal.

La formación está estructurada en doce temas y un cuestionario final. Los temas harán referencia a los distintos aspectos de la agricultura actual y futura, tales como: equipos de aplicación aérea y sus tipos, toxicidad de plaguicidas, primeros auxilios…etc.

Se hará uso de metodología online a través de una plataforma e-learning creada ex profeso para estas acciones formativas. Este curso acredita que el alumno ha aprobado todas las materias del mismo y estamos en trámites de poder emitir una titulación oficial”, sostiene Irene García.

En definitiva, la agricultura tradicional se va industrializando a pasos agigantados y camina inexorablemente hacia lo que conocemos como agricultura 4.0, rodeada de tecnología y de agricultores cada vez más preparados para gestionar y controlar todo lo que les rodea, dejando poco margen al azar.

Todo esto no hace más que acarrear ventajas a todos los niveles, desde el propio campo hasta los consumidores finales, reduciendo el impacto medioambiental y contribuyendo así a convertirlo en un sector mucho más próspero, sostenible y ecológico.

The Drones Land y Dronfit se han unido para ofrecerte esta increíble oportunidad con plazas limitadas para que sea una enseñanza mucho más personalizada. Si estás interesado/a en tener más posibilidades laborales y destacar en el sector de los drones obteniendo formación adicional, este es el curso que te abrirá las puertas.

No dudes en escribirnos si tienes alguna duda, estaremos encantados de resolverlas todas.

Publica un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *