Si los niños y niñas son los hombres y mujeres del mañana, en las aulas ya se está fomentando que también sean expertos en el mundo de la tecnología.

Los colegios madrileños incorporarán la asignatura de Programación y Robótica en la etapa de Primaria. Esto favorecerá la aparición de drones en las aulas.

De hecho, ya podemos ver cómo se están utilizando en los centros educativos gracias a un post publicado en el blog de la editorial de libros  Vicens Vives.

Fabricar un dron, controlar en tiempo real el huerto sin desplazarse o la grabación de eventos escolares son algunos de los posibles usos que se pueden llevar a cabo con los drones en las aulas.

El objetivo del proyecto es que las clases sean más innovadoras y atractivas, despertando la curiosidad de los alumnos a través de una metodología de carácter práctico y activo.

Multitud de ventajas

Se está demostrando que el uso de drones en las aulas favorece la motivación, porque los niños ven su aplicación como un juego y no como un aprendizaje.

Del mismo modo ayudan a un mejor desarrollo de la motricidad y la coordinación, porque su utilización ayuda a que desenvuelvan en sus capacidades motoras y de coordinación mano-ojo, dado que tienen que controlar el dron sin mirar lo que hacen con los mandos.

Su implantación también permite mejorar la orientación y visualización espacial, puesto que, la mayoría tienen una cámara que nos da puntos de vista distintos a los que estamos acostumbrados a ver.

Otra ventaja de los drones en las aulas es que permiten poner en práctica el pensamiento lógico empleando nuevos elementos ,como son la capacidad de programar el movimiento del dron con antelación, usando la lógica para prever movimientos que tendrá que llevar a cabo para cumplir su objetivo.

Asimismo promoverán el aprendizaje transversal, por ejemplo, en historia del arte pueden ver esculturas o edificaciones desde el aire, lo que les aportará mucha más información que un dibujo, mientras que en física, podrán conocer y prever el movimiento del dron, en una corriente de aire o en caída libre.

No es una quimera. Se trata de una certeza

Una muestra de todo lo anterior tenemos es la fusión del cine de animación y los drones sociales en los centros de secundaria de Lliria.

Se trata de dos proyectos que unen arte, tecnología y sociedad y que verán la luz en mayo en la Universidad Miguel Hernández.

Por último, se fomentará el aprendizaje por proyectos y la resolución de problemas a partir de procesos como son el rescate o la mensajería.

Alumnos del IES Camp de Túria (Lliria) - The Drones Land
Alumnos del IES Camp de Túria (Lliria) (Fuente: http://www.lliria.es)

Para conseguir la inclusión de drones en centros educativos, la empresa madrileña Drone Prix, introdujo el manejo de estos dispositivos a través de la iniciativa Drones en las Aulas.

Este proceso lo llevan a cabo gracias al programa Parrot Education, que llegó a España en 2017, y del que son distribuidores oficiales. Su objetivo es que los niños aprendan utilizando los minidrones de Parrot, como el Mambo.

El proyecto ya está funcionando en varias decenas de centros de enseñanza de educación Primaria y Secundaria, así como en Bachillerato y en Universidades. Si tras leer el artículo te han entrado ganas de aprender a pilotar drones, en The Drones Land te lo ponemos muy fácil. Entra en nuestro apartado de formación y allí encontrarás todo lo que necesitas.